52 Super Series Key West. Quantum Racing no falla y gana el primer evento del año. Azzurra quinto.

Fuente info 52 SS

20TH OF JANUARY, 2017
CONGRATULATIONS to Quantum Racing for winning the Quantum Key West Race Week

CONGRATULATIONS to Quantum Racing for winning the Quantum Key West Race Week with an emphatic finish to a week of ups and downs.

By winning the one and only race on Final Friday at Quantum Key West Race Week with their nearest rivals more than five places behind, the 2016 52 SUPER SERIES champions Quantum Racing win the first regatta of the new 2017 season.

With Doug DeVos steering, Quantum Racing started well by the committee boat. Provezza, regatta leaders by two points, got closed out by Azzurra and Interlodge as they bid for the pin end. Starting very downspeed they struggled thereafter and rounded the top mark 11th.

In the light conditions, the breeze at 6-8kts from the south, Quantum Racing led at every mark. The close battle for second and third steps on the podium sees Harm Müller-Spreer’s Platoon take second on a three way countback from Rán Racing and Provezza. Azzurra and Bronenosec take fifth and sixth but only two points separate the boats placed second to seventh-placed Interlodge. Racing could hardly be closer.

A full round up the day, and of the entire regatta, will be made available shortly.

Vendée Globe 16-17. El español Didac Costa pasa Cabo de Hornos.

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Viernes, 20 de enero de 2017

Día 76: El español Didac Costa dobla Cabo de Hornos

- La batalla naval continúa
- Alex Thomson, segundo clasificado
- Jérémie Beyou, más que probable tercer clasificado.

Mientras los dos primeros clasificados de la Vendée Globe ya han sido recibidos como héroes a su regreso a Les Sables d’Olonne, la vuelta al mundo en solitario continúa. Entre la inmensidad del Pacífico Sur y el golfo de Vizcaya los navegantes de esta octava edición siguen compitiendo. Entre ellos el español Didac Costa, que hoy ha cerrado la fase del Gran Sur tras doblar a las 14:43 horas el mítico Cabo de Hornos.

Mientras el tercer clasificado Jérémie Beyou (Maître Coq) navega con poco viento encarando el golfo de Vizcaya, al sudoeste de las islas Azores continúa la lucha entre Yann Éliès, Jean Le Cam y Jean-Pierre Dick, en su cuerpo a cuerpo por la cuarta posición, además de ver si Eliès o Le Cam ganan el honorífico título de ser el primer barco sin foils en finalizar la vuelta al mundo en solitario sin escalas ni asistencia. Ambas disputas parece que tendrán un largo desenlace y un final, a día de hoy, impredecible.

¡Bravo Didac!
El único navegante español en liza, Didac Costa, ha cubierto hoy otra importante fase de su regata al pasar Cabo de Hornos, el tercero de los míticos cabos australes junto a Buena Esperanza (Sudáfrica) y Leeuwin (Australia). Supone, psicológicamente hablando, la “vuelta a casa”. Un camino largo y arduo donde no se puede bajar la guardia ya que a lo largo del Atlántico se esconden trampas y peligros (además de tener presente la fatiga acumulada tras millares de millas navegadas).

A las 14:43 hora española el One Planet One Ocean doblaba Hornos tras 75 días 1 hora y 41 minutos desde la salida oficial de la regata (recordemos que una avería obligó a Costa regresar a puerto y reemprender la Vendée Globe cuatro días más tarde). Bombero de profesión, Costa suma así su segundo paso por el punto más meridional de Sudamérica. La primera vez fue igualmente a bordo del One Planet One Ocean durante en la pasada Barcelona World Race junto al también catalán Aleix Gelabert.

El regatista barcelonés sigue defendiendo el 15º puesto en la clasificación, justo en la mitad de los 29 participantes que se embarcaron en la Vendée Globe 2016-17 y frente al francés Romain Anastasio, que navega 65 millas por su popa.

Vendée Globe 16-17. De pie señores, segundo puesto para Alex Thomson con Hugo Boss (y con el foil roto, para los descreídos).





Sin foil en la banda de estribor, un deficit que tuvo más de media regata.

Primeras declaraciones de Alex Thomson al cruzar la linea de llegada.

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Viernes, 20 de enero de 2017

Thomson, segundo en la épica Vendée Globe

El navegante británico Alex Thomson ha finalizado segundo en la Vendée Globe, convirtiéndose en el segundo más rápido en la historia de la regata en dar la vuelta al mundo a vela en solitario sin escalas ni asistencia.

Thomson, de 42 años, se propuso convertirse en el primer patrón no francés en ganar la Vendée Globe, pero después de una batalla épica con el francés Armel Le Cleac’h éste se llevó la victoria por sólo 15 horas y 59 minutos y 29 segundos.

El patrón del Hugo Boss cruzó la línea de llegada en Les Sables d’Olonne (Francia) a las 8:37 hora española tras 74 días 19 horas 35 minutos y 15 segundos, en uno de los finales más ajustados en los 27 años de historia de la regata.

Le Cleac’h, de 39 años, se convertía ayer jueves a las 16:37 horas en el vencedor de la octava edición de la Vendée Globe, con un tiempo de 74 días 03 horas 35 minutos y 46 segundos mejorando el anterior récord en 3 días 22 horas y 41 minutos.

Aunque Thomson tuvo que conformarse con el segundo puesto, su marca también mejora el récord anterior, establecido por el francés François Gabart en la edición 2012-13 en 78 días 2 horas y 16 minutos.

De cuatro intentos, es la segunda vez que Thomson sube al podio de la Vendée Globe. Fue tercero en la edición 2012-13 después de verse obligado a retirarse en las ediciones 2004-05 y 2008-09. Estos resultados lo convierten en el navegante no francés más exitoso en la historia de la regata.

En la edición de 2001, la británica Ellen MacArthur terminó en segundo lugar con un tiempo de 94 días 4 horas y 25 minutos. 16 años más tarde, Thomson ha sido casi 20 días más rápido, una hazaña aún más impresionante dado que uno de los foils -que proporcionan sustentación y por lo tanto velocidad- del Hugo Boss se rompió dos semanas después de la salida.

Thomson llegó al puerto de la Vendée Globe recibiendo el aplauso de miles de aficionados que soportaron estoicamente las gélidas temperaturas para darle la bienvenida. Los primeros en felicitar a Thomson por su increíble logro fueron su esposa Kate y sus hijos Óscar -de 6 años- y Georgia -de dos años-, que disfrutaron de un emotivo encuentro a bordo del Hugo Boss antes de entrar en el pantalán.

Justo después de cruzar la línea de llegada, el navegante británico declaraba: “Es una sensación increíble estar aquí, nunca sabes con certeza qué va a suceder hasta que cruzas la meta. Hemos estado lejos mucho, mucho tiempo y es fantástico estar aquí finalmente. Esperaba y rezaba para poder atrapar a Armel pero a unas 24-36 horas de la llegada ya supe que se había acabado. He pasado toda la regata preguntándome qué podría haber ocurrido si el foil no se hubiera roto, pero lo hizo, y ahora ya ha terminado. Felicidades a Armel, ¡qué regata tan grande ha hecho! y merecía ganar. Estoy muy contento con el segundo puesto. Ahora estoy deseando dormir un poco, ver a mi familia y recuperar mi vida”.

Thomson y Le Cleac’h partían como favoritos antes de iniciar la regata el pasado 6 de noviembre y mantuvieron un intenso duelo, pasando buena parte de las aproximadamente 25.000 millas de recorrido luchando codo con codo.

Ambos patrones encabezaron la clasificación en diversas fases de los días iniciales pero la batalla entre ambos comenzó cuando Thomson se catapultó saltando de la octava a la primera posición, al atajar pasando entre las islas de Cabo Verde.

Thomson lideró la flota en el Ecuador pero el 19 de noviembre golpeó un objeto sumergido que arrancó el foil de estribor. A pesar de ello fue primero en Cabo de Buena Esperanza, entrando en el océano Índico, donde luego fue adelantado por Le Cleac’h el 3 de diciembre.

Desplegando dosis de pura habilidad y talento, Thomson doblaba Cabo de Hornos con una desventaja de 800 millas, que con la ayuda de los buenos espíritus meteorológicos redujo a 50 millas cuando cruzaron el Ecuador navegando hacia el Norte.

Además, el 16 de enero Thomson establecía un nuevo récord: la mayor distancia navegada en 24 horas, recorriendo 536,81 millas a una velocidad media de 22,4 nudos, mejorando en dos millas el récord de François Gabart vigente hasta ese momento.

Los corazones empezaron a latir con fuerza cuando Thomson se acercó a sólo 30 millas de Le Cleac’h a falta de unos cientos de millas para alcanzar la línea de llegada. Pero justo cuando parecía que iba a incomodar al líder, su rival francés aceleró para lograr una ventaja insalvable.

Thomson promedió unos increíbles 15,39 nudos de velocidad sobre las 27.636 millas reales que navegó, en ocasiones registrando velocidades de más de 30 nudos.

Exactamente un año antes de que la Vendée Globe comenzara, el recién estrenado IMOCA 60 Hugo Boss rompió el mástil a 80 millas de la costa de España después de ser aplastado por una ola gigantesca en el Atlántico. Thomson estaba compitiendo en ese momento con el español Guillermo Altadill en la Transat Jacques Vabre en doble y tuvieron que ser evacuados en helicóptero por los Servicios de Salvamento Marítimo.

El Hugo Boss resultó gravemente dañado pero fue recuperado y remolcado a España. Sorprendentemente, su equipo de tierra ganó la contra reloj para conseguir estar en la salida de la Vendée Globe 2016-17. ¡Bravo Alex!

MÁS DECLARACIONES
…………………………………………………………

“Los últimos tres días han sido muy, muy largos, especialmente cuando me di cuenta de que no iba a pasar a Armel. A partir de ahí se me hizo eterno. No hay mejor lugar para terminar la vuelta al mundo que aquí en Les Sables d’Olonne: el ambiente es fantástico y la bienvenida del público es insuperable. Mi mayor lucha ha sido que me he sentido frustrado porque mi barco no pudo ir tan rápido como podría haberlo hecho, pero he lidiado con esa frustración y en realidad no quiero hablar más de ello. He sido positivo y para mí terminar en segundo lugar es mejor que terminar tercero como la última vez. Y me deja margen para mejorar si puedo intentarlo de nuevo la próxima vez. Pero eso tendré que preguntárselo a mi mujer”.

“En este momento no me siento cansado, aunque sólo haya dormido cinco horas en los últimos tres días, y en las últimas 24 horas no he dormido absolutamente nada. Estoy vacío y con ganas de dormir un poco. Siempre había una posibilidad de adelantar a Armel pero aunque a veces estaba a sólo 40 millas, siempre era muy difícil poder pasarle. Es la Vendée Globe: cualquier cosa puede suceder, pero sabía que tendría que suceder algo extraordinario para derrotar a Armel”.

“El foil de estribor lo he perdido completamente. La regata habría sido muy diferente si no se hubiera roto y lo he lidiado mentalmente durante los últimos dos meses. La diferencia de velocidad era una cosa, pero el comportamiento del barco era otra completamente diferente. Cada vez que navegaba amurado a estribor era odioso, horrible. Lo mejor de la regata fue batir el récord de 24 horas. También hubo mucho sufrimiento a lo largo de la regata, pero es increíble lo rápido que lo olvidas después de la llegada y, muy pronto, te levantas para hacerlo de nuevo…”.

52 Super Series Key West, día 4. Provezza llega a la última regata líder, y por apenas un punto.





Fuente info 52 SS

La reacción del campeón

Quantum se apunta a la lucha por el triunfo en la Key West Race Week tras hacer hoy un segundo y un primero. Cinco barcos de 52 SUPER SERIES lucharán mañana por el triunfo en la regata a sólo una manga. Provezza es el nuevo líder.

KEY WEST. (19 de enero de 217) – Cinco barcos luchan mañana por el triunfo en la Quantum Key West Race Week en una única manga. Repóquer de candidatos, ni más ni menos. Cualquiera de ellos se puede llevar la primera regata de la temporada de 52 SUPER SERIES. Y eso es una gran noticia para ver mañana una de las regatas más emocionantes de la historia de esta competición. Hacía mucho tiempo que no se llegaba a un final de regata tan apretado. Y todo eso ocurrirá mañana a partir de las cinco de la tarde hora española y se podrá ver en directo en www.52SUPERSERIES.com.

Hoy ha sido otro gran día de regatas. El Comité aplazó la partida por tres horas por la falta de viento. Luego se dieron dos salidas con un viento flojo de unos siete nudos, pero suficiente para garantizar la acción que luego se produjo. El gran triunfador del día ha sido el Quantum Racing con un segundo y un primero con una jornada muy sólida. Pero tampoco hay que olvidarse de Provezza que llegó a puerto como el nuevo líder de la competición con dos puntos de ventaja sobre Quantum, Azzurra, Rán Racing y Platoon. Serán estos cinco barcos los que mañana peleen por el triunfo. Y todo a una carta. Una lucha sin cuartel en una competición, las 52 SUPER SERIES, que ha hecho de la igualdad entre los barcos una de sus banderas principales.

La primera prueba de la jornada deparó un nuevo ganador: el Rán Racing de Niklas Zennström. El armador sueco está haciendo un sólido trabajo en aguas de Key West y sólo ha manchado su casillero con un noveno. Lo demás han sido resultados sólidos y esa regularidad les había llevado a estar en las posiciones que aún daban opciones finales a triunfo, sin necesidad de ganar mangas.

Rán es un barco experto, con una tripulación que difícilmente entra en pánico. Se mueven muy bien en la zona media de la flota y hoy en la primera manga vieron su oportunidad de ganar la manga al conseguir hacerse con el hueco de mar más cercano al pin de salida. En Key West el pin está dando buenos resultados a los que más se acercan a él en las salidas. Desde esa posición y con un dominio del lado izquierdo del campo de regatas en intensidad de viento pronto la manga se convirtió en una cosa de dos entre ellos y el Quantum Racing. Los de Doug DeVos, como era de esperar, salieron con la voluntad de limpiar su mancillado casillero del miércoles (8,7,9). Llegaron primeros a la baliza de barlovento con una apreciable renta sobre los nórdicos. Pero cometieron el error de dejar a Adrian Stead irse con su táctica a ese lado y en poco menos de medio tramo ya se habían puesto por delante.

Por detrás muy sólido también el Platoon de Harm Müller-Spreer que hizo un tercero sabedor de que sus opciones de estar en el podio de mañana son cada vez más reales. Azzurra y Provezza se vieron sorprendidos por una última popa increíble de Bronenosec y perdieron un punto más con respecto a Platoon y Rán.

La segunda manga fue de principio a fin una demostración de Quantum Racing. Habitualmente el barco americano busca partir por el centro de la línea para no entrar en muchos compromisos, pero si quería reengancharse al vagón de los contendientes a la victoria tenía que tomar riesgos. Y lo hizo yéndose a buscar el pin. Lo logró y ya desde ahí sólo tuvo rival en el Azzurra en el primer tramo de ceñida de la novena manga. Los italianos aguantaron el envite, aunque en el paso por la boya, Quantum lo hizo con una ventaja ridícula pero suficiente para montar la boya de desmarque primero. Azzurra arriesgó en la popa y se fue a busca el lado izquierdo de la empopada. Mala decisión que le hizo perder posiciones en favor de Interlodge y Provezza, pero Vascotto sólo sabe jugar a ganador.

Platoon y Rán Racing tuvieron una mala manga y para los alemanes fue doloroso perder el liderato con un octavo puesto. Sin embargo, hoy salen a las aguas azul turquesa de Key West con las mismas opciones que los otros cuatro barcos de ganar. ¿Quién da más?

Guillermo Parada, caña del Azzurra, expresa:

“Ha sido un día complicado por el poco viento y por las calmas que había en el campo de regatas. Nosotros salimos bien parados porque no navegamos bien. Cometimos algunos errores y eso se paga. En la regata final hay que mantener la cabeza fría con cuatro barcos en dos puntos. Hay que salir a ganar el campeonato. Lo importante es analizar lo que hoy hemos hecho mal para que no se repita y salir al agua con la posibilidad de ganar esta regata”.

Nacho Postigo, navegante del Provezza, sostiene:

“Otro buen día en la oficina. Han sido dos regatas con muy poco viento que es algo que, en principio, no nos va nada bien para las condiciones de nuestro barco. Pero la verdad es que Peter (Holmberg, caña) ha hecho unas salidas espectaculares y Tony (Rey, táctico) ha estado acertadísimo en la llamada de los vientos que hoy era un tema extremadamente complicado de acertar. Así que hemos navegado la semana muy bien menos el primer día. Queda mañana, pero con lo apretado que está todo y con lo buenos que son los rivales, va a ser complicado poder mantener el primer puesto, pero por supuesto que vamos a intentarlo”

Clasificación de la Quantum Key West Race Week (tras 9 mangas)
1. Provezza (Ergin Imre, TUR) (8,9,2,2,4,5,2,5,3) 40 p.
2. Quantum Racing (Doug DeVos, USA), (3,7,4,1,8,7,9,2,1) 42 p.
3. Platoon (Harm Müller-Spreer, GER), (1,1,6,6, 10,2,5,3,8) 42 puntos.
4. Azzurra (Familia Roemmers, ITA/ARG), (6,2,3,8,2,6,4,6,5) 42 p.
5. Rán Racing (Niklas Zennström, SWE), (4,6,9,4,3,4,6,1,6) 43 p.
6. Interlodge (Austin Fragomen, USA) (5,8,11,5,1,1,8,7,2) 48 p
7. Bronenosec (Vladimir Liubomirov, RUS), (7,4,5,3,7,3,11,4,4) 48 p.
8. Sled (Takashi Okura, USA), (2,5,8,11,6,11,3,9,9) 64 p.
9. Gladiator (Tony Langley, GBR) (10,10,1,9,5,9,7,11,7) 69 p.
10. Paprec Recyclage (Jean-Luc Petithuguenin, FRA) (9,11,10,7,11,8,1,8,11) 76 p.
11. Alegre (Andrés Soriano GBR/USA) (11,3,7,10,9,10,10,10,10) 80 p.

Vendée Globe 16-17. Le Cleac’h gana y rompe el record de François Gabart.

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Jueves, 19 de enero de 2017

Le Cleac’h rompe el récord de la Vendée Globe de manera espectacular

El navegante francés Armel Le Cleac’h ha ganado hoy la Vendée Globe, considerada uno de los desafíos deportivos y humanos más difíciles, en uno de los finales más emocionantes que jamás haya visto la vuelta al mundo a vela en solitario. Después de 74 días y 27.455 millas náuticas de excelente competición, Le Cleac’h ha sido finalmente coronado vencedor de la larga batalla que ha mantenido con el patrón británico Alex Thomson.

Le Cléac’h, de 39 años, selló la victoria cruzando la meta a las 16:37 horas, completando el recorrido en 74 días, tres horas, 35 minutos y 46 segundos. Su tiempo establece un nuevo récord en la regata, batiendo el anterior de 78 días 2 horas y 16 minutos del también francés François Gabart (edición 2012-13) rebajándolo en tres días, 22 horas y 41 minutos.

Sigue leyendo

Vendée Globe 16-17, indiscutido triunfo de Armel Le Cléac’h con Banque Populaire VIII. Resumen de su victoria.




Primeras declaraciones (en francés) después de cruzar la línea de llegada.

Fuente info VG

News
THE VENDÉE GLOBE 2016-17: HOW THE RACE WAS WON
THURSDAY 19 JANUARY 2017, 16H59

Armel Le Cléac’h's momentous victory in the Vendée Globe brings to an end an epic struggle with Alex Thomson that began the moment the 29-strong fleet left Les Sables d’Olonne on November 6.

Both sailors had built new-generation IMOCA 60 boats for the race that featured the addition of foils – L-shaped daggerboards that sit in the water providing lift and therefore extra speed in certain conditions. With two runners-up places from the past two editions of the race under his belt, Le Cléac’h began as one of the favourites to take the top spot this time round. Similarly Thomson was also tipped for the top as he began his fourth Vendée Globe looking to improve on his third-place finish of 2012-13.
Le Cléac’h shot out of the blocks, taking an early lead alongside fellow Frenchman Vincent Riou, but by the Equator Thomson had a three-hour jump on the fleet after taking a shortcut through the Cape Verde Islands. Thomson’s reference time to the Equator of nine days, seven hours and two minutes beat the existing record set by Jean Le Cam of 10 days and 11 hours. Disaster struck for Thomson on November 19 when a collision with an object floating in the waters of the South Atlantic destroyed his starboard foil, leaving just a stump sticking out. In spite of the setback Thomson rounded the Cape of Good Hope on the southern tip of South Africa in the lead four hours and 22 minutes ahead of Le Cléac’h, his time of seventeen days, 22 hours and 58 minutes obliterating the previous race record for the passage of 22 days and 23 hours set by Le Cléac’h in 2012.
The record pace carried on through the Indian Ocean with Thomson clinging to the top spot despite much of the action taking place on port, the tack on which Hugo Boss had a slight speed deficit due to the missing foil. As they reached the remote Kerguelen Islands Le Cléac’h was within touching distance of Thomson, finally overhauling him on December 3. The occasion was marked by a visit from a French navy helicopter, which was able to film incredible images of the two boats blasting along at almost 30 knots. It was the first time racing yachts have ever been filmed so far south. Le Cléac’h started to pull away but Thomson refused to let to go his French rival, staying within 100 miles at Australia’s Cape Leeuwin. Again the race records fell, Le Cléac’h shaving off five days and 14 hours from François Gabart’s 2012-13 record, and Banque Populaire accelerated away.
By Cape Horn Le Cléac’h had amassed a whopping 819nm lead on Thomson, the equivalent of two days on the water. Again Thomson replied with a blazing run up the South Atlantic that reduced the gap to just 50 miles by the Equator. Thomson’s passage from Cape Horn has taken 13 days, five hours and 30 minutes, smashing 2012-13 Vendée Globe winner François Gabart’s existing record for the passage by 14 hours.
With Le Cléac’h snared by the Doldrums the sprint through the North Atlantic began at slow pace, tricky weather systems confusing the leaders’ route back to the finish line. Both skippers admitted to being mentally and physically exhausted as they pushed man and boat to the limit in pursuit of the ultimate prize. Extra pressure was heaped on Le Cléac’h when on January 16 Thomson set a new 24-hour distance record of sailed 536.81nm averaging 22.4 knots, breaking François Gabart’s existing record by two miles.
In a nail-biting finale that had race fans on the edges of their seats, Le Cléac’h entered the final 24 with the narrowest of advantages, just 33 miles splitting his boat Banque Populaire VIII from Thomson’s Hugo Boss. But by the time Le Cléac’h, nicknamed ‘The Jackal’ for his predatory nature on the water, got to within 200nm of the finish he had pulled away to create an unassailable buffer of 100nm. Thomson’s final assault compounded by autopilot problems that left him dangerously tired and with Le Cléac’h out of reach he was forced to concede. Le Cléac’h sailed Banque Populaire VIII over the finish line at 1537 UTC in a time of 74 days, three hours, 35 minutes and 46 seconds to win the Vendée Globe and set a new race record in the process.
Despite the incredible length of the Vendée Globe the race is not unfamiliar with close finishes. In the very first edition winner Titouan Lamazou beat Loick Peyron by just 17 hours after 109 days at sea. In 2005 Vincent Riou came in just seven hours of Jean Le Cam to win the race, setting a new record time of 87 days, 10 hours and 47 minutes in the process. The closest finish the race has ever seen was in the previous edition when François Gabart beat Le Cléac’h by just three hours.