Vendée Globe 16-17. Dale Alex, hasta que reviente todo no pares. Nuevo record para Hugo Boss.

Fuente info VG

Alerta de comunicación
Lunes, 16 de enero de 2017
10:00 horas

ALERTA DE COMUNICACIÓN

Alex Thomson bate el récord de la mayor distancia recorrida en 24 horas por un monocasco

El patrón británico Alex Thomson ha batido el récord mundial de la mayor distancia recorrida en solitario por un monocasco en 24 horas, con un total de 536,81 millas.

Thomson (42) ocupa actualmente la segunda posición en la Vendée Globe –la vuelta al mundo en solitario sin escalas ni asistencia- a 73,3 millas del líder, el francés Armel Le Cleac’h, y a menos de 1.000 millas de la línea llegada.

En el periodo de 24 horas entre las 9:00 hora española de ayer domingo y hoy lunes a la misma hora el patrón del Hugo Boss ha navegado a una velocidad media de 22,4 nudos.

Este nuevo registro de Alex Thomson bate el récord que el francés François Gabart había establecido en la edición 2012-2013 de la Vendée Globe, con 534,48 millas a una velocidad media de 22,27 nudos.

Es la segunda vez que el británico logra inscribir su nombre en la lista de los más rápidos en un monocasco navegando en solitario. La anterior vez fue en 2003, con una distancia de 468,72 millas a una velocidad media de 19,53 nudos.

Se estima que los dos barcos en cabeza de la Vendée Globe llegan a Les Sables d’Olonne este próximo jueves, día 19, después de 74 días de navegación alrededor del mundo en solitario y sin escalas. De ser así, esta octava edición de la regata será la más rápida de la historia, ya que hasta el momento el registro está en manos de François Gabart con 78 días, 2 horas y 16 minutos.

El final de la Vendée Globe no podría ser más emocionante. En este momento cualquiera de los dos primeros patrones podría ganar, por lo que la tensión aumenta. Si Thomson logra adelantar al francés Le Cleac’h antes de la llegada se convertirá en el primer patrón no francés en ganar la regata en sus 27 años de historia.

Es su cuarta participación en la Vendée Globe, considerada uno de los desafíos deportivos y humanos más duros del mundo. En la anterior edición el patrón del Hugo Boss finalizó en tercer lugar.

Este nuevo récord de distancia será validado por el WSSRC (World Sailing Speed Record Council).

Vendée Globe 16-17. Nervios y más nervios.

Fuente info Vendée Globe

Día 70: Un nervioso Le Cléac’h promete ir a por el Trofeo definitivo

Cuando quedan unos cinco días para que los dos barcos en cabeza alcancen la línea de llegada de la Vendée Globe, el líder Armel Le Cléac’h ha admitido este sábado que la tensión sube conforme la distancia con el británico Alex Thomson (2º) se acorta. Por su parte, el único español en regata, Didac Costa, está a unas 1.800 millas de doblar Cabo de Hornos. Pero no sólo compite, sino que también colabora con diversos proyectos científicos oceanográficos.

Sábado, 14 de enero. Día 70 de competición y la ventaja del líder de la Vendée Globe Armel Le Cléac’h se ha reducido a 105,7 millas mientras él y Thomson pasaban al Oeste de las Islas Canarias en dirección a la costa Oeste de Francia, donde se encuentra la localidad de Les Sables d’Olonne.

Menos de 1.600 millas separan a Le Clèch’h de la gloria de la Vendée Globe, algo que el patrón bretón de 39 años ha estado buscando incansablemente en los últimos 12 años. Le Cléac’h, subcampeón de la vuelta al mundo en solitario en las últimas dos ediciones y uno de los favoritos a la victoria en ésta, lidera la regata desde el pasado día 2 de diciembre aunque no ha sido un camino de rosas. Determinado en ser el primer patrón británico en ganar la regata en sus 27 años de historia, Alex Thomson ha sido una constante amenaza para Le Cléac’h.

A unos cinco días de que la regata llegue a su fin nadia podría haber imaginar un escenario más emocionante: Hugo Boss sigue acercándose al Banque Populaire VIII, aunque el francés no parece sorprendido. “Está siendo una regata complicada para mí y ha sido difícil de lidiar con la meteorología pero en resumidas cuentas, al final simplemente tienes que hacer todo lo que puedas con las condiciones que tienes. Va a estar complicado hasta Les Sables. Va a estar muy apretado entre Alex y yo. Tenemos una lucha entre manos así que será importante estar al pie del cañón, hacer un esfuerzo extra y empujar todo lo que podamos”.

Tras un caro cruce de los Doldrums y un ascenso hacia el Norte ralentizado por una depresión que ahogó los Alisios del Noreste, el obstáculo final para el dúo de cabeza viene en forma de anticiclón, el cual deben cruzar para alcanzar Les Sables. Después de 48 horas de navegación rápida se encontrarán con un sistema de altas presiones que durará varios días.

“Tengo que apretar los dientes y concentrarme en la llegada”, afirmaba hoy Le Cleac’h en una conexión en directo con la organización. “Estoy un poco nervioso. Tengo cinco días muy complicados por delante. Me hubiese gustado que fuesen en un contexto un poco más relajado. Simplemente tengo que concentrarme en la meteorología y hacer mi camino hacia el objetivo final paso a paso, y asegurarme que estoy al frente. Sigo marcando a Alex, aunque últimamente ha sido bastante complicado. El viento va a relajarse mañana, llegando a un punto en el que tendré que estudiar bien la ‘meteo’ y trazar la táctica correcta. El barco está en buena forma pero no tengo ni idea de si tengo ventaja sobre Alex en lo que se refiere a mi experiencia en navegación, digamos, mano a mano. El tiempo lo dirá”.

El podio sigue abierto
Le Cléac’h no es el único navegante con claras intenciones en la recta final de la octava Vendée Globe. El patrón del St Michel-Virbac, Jean-Pierre Dick, decía hoy en una conexión con el centro de operaciones de la regata, que se ha establecido de nuevo en Les Sables, que a pesar de estar contento de consolidarse en la cuarta plaza de la flota, no pierde de vista la tercera plaza, en manos del Maître CoQ de Jérémie Beyou. En el parte de posiciones de las 18:00 horas de hoy sábado Beyou está 511 millas por delante pero Dick ha dicho que no ha perdido la esperanza de arrebatar el puesto de su compatriota antes de la llegada.

“El podio no está decidido”, declaraba el francés que compite en su tercera Vendée Globe. “Puede pasar cualquier cosa. En mi mente sigo al ataque y contento de traer mi barco de vuelta sin problemas ya que no es el mismo que cuando salimos. Debo centrarme en mantener mi cuarto puesto, incluso a pesar de no cejar en mi empeño de pasar a Jérémie. 300 millas pueden ganarse o perderse en uno o dos días”.

El periodista deportivo que se convirtió en navegante solitario, Fabrice Amedeo, estaba esta tarde a menos de 400 millas de Cabo de Hornos en la undécima plaza, seguido de cerca por Arnaud Boissières, unos 30 millas al Suroeste. Se espera que ambos, además del suizo Alan Roura y el estadounidense Rich Wilson, doblen el punto más meridional de Sudamérica con viento fuerte de Noroeste mañana domingo al final del día.

Didac Costa, competición y estudio
El patrón del One Planet One Ocean, el cuarto patrón español de la historia en participar en la Vendée Globe y el único en esta octava edición de la vuelta al mundo en solitario sin escalas, continúa realizando un magnífico papel a pesar de haber salido cuatro días después que el resto de la flota.

En la 15ª posición -por delante de Romain Attanasio, Pieter Heerema y Sébastien Destremau- Didac Costa se encuentra a unas 1.800 millas de Cabo de Hornos marcando una velocidad media de 13,1 nudos en las últimas 24 horas. Las condiciones se han encrudecido y tiene que estar muy atento a cada pequeño detalle, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentra en la zona más remota del planeta.

Además de continuar con su hazaña de dar la vuelta al mundo en solitario sin parar, el patrón de 36 años colabora con cuatro proyectos científicos diferentes aunados bajo el paraguas de la UNESCO. Así, en un video enviado hoy desde a bordo veíamos como Didac Costa se preparaba para lanzar dos balizas Argo que servirán para registrar la actividad de las corrientes y los vientos de esta zona tan remota del planeta; unos datos que estudiarán las 350 escuelas que forman parte de este proyecto liderado por el Centro Nacional de Estudios Espaciales francés.

MÁS DECLARACIONES
…………………………………………………………

Jean-Pierre Dick (St Michel-Virbac):
“Está bien haber sido el más rápido en uno de los tramos de la Vendée Globe (Cabo de Hornos-Ecuador). El podio no está decidido. Puede pasar cualquier cosa, como quedó claro en mi última Vendée. Puede que haya una opción meteorológica de pasar a Jérémie pero por el momento no hay nada claro”.

Jean Le Cam (Finistère Mer Vent):
“¿Habéis oído hablar del Mar de los Sargazos? Las algas que flotan en la superficie forman una alfombra en la quilla. Estamos completamente parados. Es realmente duro porque no hay una gota de viento y hace muchísimo calor. Y tienes que estar en cubierta para tener ventaja sobre tu rival. Las nubes dicen que puede que no durmamos bien”.

Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys):
“Todo bien a bordo. Como podéis ver en la velocidad del barco, estamos volando constantemente a 20-25 nudos de través así que vamos rápido ¡y todo está bastante mojado! Afortunadamente, el interior del barco está seco ya que las olas barren la cubierta. Estamos a unos seis días de Cabo de Hornos. Con todo, todo genial ¡y espero que siga así!”.

Vendée Globe 16-17. Un final cada vez más apasionante.


Spirit of Hungary

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Viernes, 13 de enero de 2017

Día 69: Los líderes se comprimen en el tramo final a Les Sables; nuevo tiempo de referencia de JP Dick

Un viernes 13 puede suponer para algunos un mal fario, pero no para el patrón británico Alex Thomson, que en las últimas 24 horas ha recortado 85 cruciales millas sobre el líder de la Vendée Globe, el francés Armel Le Cléac’h.

Thomson decía ayer que para tener la oportunidad de pasar a Le Cléac’h antes de la llegada de la vuelta al mundo en solitario tenía que acercarse al menos a 50 millas de él en los próximos días. Al Oeste del archipiélago de Cabo Verde, en el parte de posiciones de las 15:00 horas de ayer Hugo Boss estaba a 216 millas de Banque Populaire VIII. Hoy viernes, a la misma hora, ese margen se ha reducido a 131 millas ya que el viento ligero ha ralentizado a Le Cléac’h, navegando a sólo un nudo de velocidad en comparación con los ocho nudos de Thomson. El británico también sufre el detrimento de velocidad ya que sufrirá los vientos más ligeros cuando toque el pozo, pero con varios días de viento ligero por delante incluso la más mínima ganancia es bienvenida.

Thomson no ha sido el único que ha tenido razones para estar contento. El francés Jean-Pierre Dick cruzaba ayer el Ecuador 13 días 3 horas y 59 minutos después de haber doblado Cabo de Hornos, marcando un nuevo tiempo de referencia en la Vendée Globe en ese tramo. Increíblemente ha recortado en casi de 16 horas el tiempo de referencia de la pasada edición 2012-13 establecido por el vencedor François Gabart, que era de 13 días 19 horas y 29 minutos. De hecho, Dick ha sido el único de los cuatro primeros clasificados en batir el tiempo de Gabart. Alex Thomson necesitó 13 días, 5 horas y 30 minutos; Yann Eliès 13 días 7 horas y 20 minutos, mientras que Jean Le Cam se quedó 37 minutos por detrás. Echando cuentas, el líder Armel Le Cléac’h ha sido casi 32 horas más lento que Dick en ese mismo tramo, pero las pérdidas causadas por un doloroso cruce de los Doldrums también ha destapado otras cifras.

15 de los 18 patrones que siguen en competición han ganado terreno sobre el Banque Populaire VIII en los últimos siete días. El francés Eric Bellion ha sido con creces el vencedor de la semana, recortando 641 millas sobre Le Cléac’h, seguido de JP Dick con 388 millas. Sólo Thomson (2º) y el holandés Pieter Heerema (17º) han perdido terreno respecto a Le Cléac’h, 26 millas el británico y 10 el patrón del No Way Back.

El final de la Vendée Globe está ahora a 1.800 millas de Le Cléac’h y su fecha estimada de llegada a Les Sables d’Olonne se mantiene en el jueves, día 19.

El centro de operaciones de la Vendée Globe y todos los miembros de la organización dejaban ayer París y ya están establecidos de nuevo en Les Sables, listos para la apertura oficial del Village, mañana sábado. Las puertas del Village, situado en Port Olona, abrirán al público a las 10:00 de la mañana. Los visitantes podrán disfrutar de una interesante exposición sobre la regata, descubrir todos los productos en la tienda oficial de la Vendée Globe y relajarse en el legendario punto de encuentro de la regata: el bar y restaurante VOG.

Una gran pantalla emitirá en directo las llegadas, desde el cruce de la línea hasta el pantalán y los patrones accederán luego al escenario para sus primeras palabras tras haber completado la circunnavegación al planeta a bordo de un IMOCA 60, en solitario, sin escalas ni asistencia.

DECLARACIONES
…………………………………………………………

Rich Wilson (Great American IV):
“Estamos en la baja, con unos 25-30 nudos de viento y las predicciones apuntan que subirá por encima de los 30 nudos. El reto con esta baja está en cómo de grande es, y que las olas continuaran creciendo ya que el viento durará mucho. La pasada noche navegaba con dos rizos en la mayor. Me metí en el saco e intenté zafarme del ruido con unos auriculares canceladores del ruido, una vez estaba todo listo no había mucho que hacer en cubierta. Me levanté cada hora para salir a cubierta y ver cómo iba todo. Todo bien con 20 nudos, pero cuando subió de 22 nudos el barco despegó. Al piloto automático le costaba mucho mantener todo en orden y veía venir una potencial ida de orzada [o arribada]. Así que tuve que hacer dos cambios de vela: de la trinqueta al Solent y pasar de dos a tres rizos. Voy más lento pero más controlado. Cómo afectará esto a mi futura posición y condiciones en Cabo de Hornos, tendremos que esperar y ver…”.

Nandor Fa (Spirit of Hungary):
“El principal dilema es cuál es el siguiente paso. Según una de las dos versiones tendría que seguir este camino y, en este caso, llegaría al borde norte del ciclón con 45-50 nudos de viento hacia la tarde-noche. Esas condiciones duraría unas cuatro o cinco horas. Se está formando un gran ciclón, su centro está unas 250 millas por debajo de mí y se mueve muy rápido al E-SE. En su parte Este hay más de 50 nudos de viento. Si siguiese la segunda versión tenía que trasluchar ahora mismo e ir 80 millas hacia el Este. Incluso así, me alcanzaría el borde del ciclón, pero tendría que quedarme dentro durante un periodo corto de tiempo y no estaría tan cerca del frente. Escogí la segunda opción. Trasluché y me dirigí al Este durante un rato. No quiero poner el barco en riesgo en unas condiciones que se pueden evitar. Ahora voy un poco más despacio que lo que dice el routing pero, dadas las circunstancias, esto podría venir bien más adelante”.

Vendée Globe 16-17. Un final apasionante e impredecible.

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Martes, 10 de enero de 2017

Día 66: Le Cléac’h respira frustración ante una última semana compleja

- Los líderes siguen con un clima incierto, mientras Thomson trata de no ceder.
- Se abre la barrera ecuatorial para Jean Pierre Dick y Jérémie Beyou.
- Eric Bellion se apresta a pasar Hornos

El líder de la Vendée Globe, Armel Le Cléac’h, habló hoy de su frustración porque el clima irregular en el Atlántico Norte complica su camino hacia la meta. En la última actualización de posiciones, el francés tenía una estrecha ventaja de 99 millas sobre su rival británico Alex Thomson, mientras se dirigen hacia el norte, a unos 350 kilómetros al suroeste de las islas de Cabo Verde.

Está siendo un costoso paso a través de las calmas ecuatoriales para Le Cléac’h, que se ha visto agravado por el complejo e inusitado tiempo en esta parte del Atlántico. Por derecho propio, Le Cléac’h debería estar disfrutando de una rápida navegación en su Banque Populaire VIII con vientos alisios del noreste, condiciones que podrían haberle permitido consolidar su ventaja sobre el Hugo Boss de Thomson. Por el contrario, una gran borrasca 1.500 millas al norte está interrumpiendo los alisios y haciendo estragos para la que podría ser su primera victoria en la Vendée Globe. “La situación no es muy clara en comparación con las previsiones”, dijo el navegante francés. “Durante dos o tres días ha sido difícil ganar norte. Las calmas y tormentas eléctricas viajaron con nosotros desde el Ecuador, con grandes nubes y fuertes chubascos. No ha sido tan tempestuoso desde ayer, pero está muy nublado y tenemos algunos parches sin viento complicados por delante. Es diferente del escenario habitual y estoy en el límite de mi comprensión de la meteorología”.

Todavía herido de ver su ventaja de 500 millas en Hornos reducida a 146 en el Ecuador, el camino hacia la gloria de Le Cléac’h se vio afectada por las calmas ecuatoriales. En comparación, el cruce de Thomson fue mucho más rápido y en un momento llegó a situarse a sólo 50 millas de Le Cléac’h. Ahora la pareja debe lidiar con lo que el tiempo les depare cuando su regata hasta la línea de meta entre en su última semana. “No tenemos maniobras como en el océanos australes”, agregó Le Cléac’h. “Es sólo una cuestión de ajustar las velas para adecuarlas al viento que nos llega. Pensé que me había alejado de la zona de calmas ecuatoriales pero no fue así. Fue más favorable para Alex y eso es difícil de digerir. Por el momento, sigo en cabeza. A ver qué ocurre”.

A 600 millas al sur, Jérémie Beyou, tercero, se unió a Le Cléac’h y Thomson en el hemisferio Norte tras pasar el Ecuador a las 14:29 horas de hoy. Es probable que Beyou tenga un cruce del Ecuador mucho más fácil, ya que se prevé que se abra un paso por el oeste en las próximas 24 horas. Ésta también será una buena noticia para el cuarto clasificado, Jean-Pierre Dick, que ha optado por una ruta cerca de la costa de Brasil, que le dará sus frutos al permitirle bordear el borde occidental de las calmas.

El francés Eric Bellion se convertirá mañana en el noveno navegante en pasar Cabo de Hornos, seguido de cerca por el neozelandés Conrad Colman. A 3.000 millas al oeste, el holandés Pieter Heerema estaba celebrando que su No Way Back comenzaba a salir de la zona sin viento en la que ha estado atrapado y arruinó su avance. “La posición de la zona sin viento era un poco diferente a la que esperaba”, explicó el regatista de 65 años. “Las olas vienen de todas partes y rebotó por todos lados. No avanzaba mucho, pero desde hace dos horas tengo una brisa que tal vez me permita arrancar de nuevo. Ya he completado la mitad del recorrido pero el camino restante va a ser largo. Ansío salir del océano Pacífico lo antes posible”.

MÁS DECLARACIONES
…………………………………………………………

Eric Bellion, COMMEUNSEULHOMME:
“En solitario, es otro Cabo de Hornos. Lo pasé por primera vez hace 12 años, estaba emocionado, como un niño con zapatos nuevos. Y ahora es exactamente la misma sensación. Ya sé la forma y la ubicación pero el camino para llegar allí es diferente. Puedo decir que allí es complicado. Estoy en un chubasco con 45 nudos de viento, granizando y con las olas enormes. Todo el barco está empapado, es duro. He luchado toda la noche y toda la madrugada. Voy con tres rizos y trato de frenar al máximo, sigue siendo un lugar exigente. Espero pasarlo mañana pero voy a dejar pasar la tormenta. Estoy triste por dejar los mares del Sur. Me siento bien. Cada día es un espectáculo y no sé cuánto tiempo tardaré en volver a ver los albatros. No siento nostalgia de la época de hace 12 años. Fue un momento en el que estábamos más locos que ahora. El barco era de ocho metros de eslora y pesaba ocho toneladas. Fue una locura cruzar el océano Pacífico en él. La de ahora es una locura un poco más adulta”.

Sébastien Destremau, TechnoFirst-faceOcean:
“Soplan 20-25 nudos de viento todo el rato y acaba de llegar una punta de 30 nudos. El mar está más o menos plano y avanzo muy bien. Es fantástico, incluso tengo un rayo de sol. Ha sido así desde hace tres días. Estoy tratando de quedarme en esta franja de viento, que está rolando hacia el oeste. Tengo que alejarme de la tormenta que llega en 24-36 horas ya que pronostican 80 nudos de viento donde estoy en este momento. Por lo tanto, voy a fondo para alejarme lo máximo posible de ese temporal. Una vez que haya pasado las islas Campbell y Auckland, es probable que lo haga entre ellas, va a estar bien. Al oeste de la isla de Auckland habrá olas monstruosas”.

Conrad Colman, Foresight Natural Energy:
“Tengo muchas ganas de doblar Cabo de Hornos por tercera vez y dirigirme hacia el norte, lejos del frío, lejos de los pequeños icebergs que flotan por encima de la zona de exclusión, de vuelta a climas templados, cielos soleados y, finalmente, comida fresca. Y el cálido abrazo de la familia y los amigos. Y sin embargo, me encanta el sur. Me encanta el poder brutal de las olas, la furia aterradora del viento y saber que sólo gracias a la experiencia he trabajado tan duro, y el trabajo duro y el ingenio me han permitido sobrevivir en este ambiente hostil”.

Vendée Globe 16-17. Nandor Fa va por su quinto Cabo de Hornos.

Fuente info VG

Comunicado de prensa
Domingo, 8 de enero de 2017

Día 64: Nandor Fa, a punto de doblar Hornos por quinta vez

- Armel Le Cléac’h y Alex Thomson siguen atrapados en las calmas ecuatoriales
- Duelo al sol para Eliès y Le Cam
- El húngaro Nandor Fa, esta noche en Hornos
- Encalmada en el Pacífico Sur

En el hemisferio norte, Armel Le Cléac’h y Alex Thomson luchan firmemente para tratar de salir de la zona de calmas. Están separados por 134 millas y quedarán en libertad de los vientos débiles e inestables en algún momento de mañana. En el Pacífico Sur, Arnaud Boissières, Fabrice Amedeo y Alan Roura no avanzan desde hace 24 horas, inmersos en un anticiclón poderoso. El patrón húngaro Nandor Fa tiene buenas condiciones mientras Cabo de Hornos se asoma en el horizonte. “Me sentía como si el Sur no fuese a acabar nunca y Cabo de Hornos tampoco llegaba nunca…”, admitió esta tarde el navegante de 63 años, que va a doblar por quinta vez el mítico cabo.

Ya llevamos 63 días de regata y todavía queda camino por recorrer, incluso para los líderes, ya que las transiciones meteorológicas serán abundantes hasta la línea de llegada de esta octava edición de la Vendée Globe en Les Sables d’Olonne (Francia).

Nandor Fa, héroe inesperado
A sus 63 años de edad, de Hungría, participa por segunda vez en la Vendée Globe y acumula incontables millas. Se espera que sobre las tres de la madrugada doble por quinta vez en su carrera Cabo de Hornos guiado por el faro del fin del mundo, que no le agrada mucho: “Ésta es mi quinta vez aquí y tal vez la última, veré el resplandor del faro que me molesta un poco, pero no quiero llegar a ralentizar o detenerme”. En el Spirit of Hungary, que él mismo diseñó y construyó, Nandor ocupa la octava posición de la flota haciendo una maravillosa Vendée Globe. Se dedicaba a la navegación oceánica hace 30 años porque había oído hablar del BOC Challenge (vuelta al mundo en solitario con escalas) justo cuando pasaba Hornos por primera vez en su vida, a bordo de un pequeño crucero de 10 metros. Todo un presagio.

“Cuando el viento sople, arrancaré”
Cuatro nudos de viento, lluvia ligera… ambiente tropical en la zona de calmas ecuatoriales, que, conforme a los pronósticos, se ha estirado desde Cabo Verde. El Banque Populaire VIII y el Hugo Boss se “arrastran” a dos nudos, a veces a cuatro, sin poder evitarlo… Mañana será otro día. Por si alcanzan los vientos del noreste mañana, los dos líderes de la Vendée Globe trabajarán duro para situarse lo mejor posible ante las transiciones de viento, por una borrasca entre Madeira y las Islas Canarias que genera la remontada del Atlántico Norte. Hay que mantener la calma.

En vista de los vídeos subidos por Arnaud Boissières y Fabrice Amedeo, el Pacífico Sur a lo largo de la zona de exclusión de hielo se parece a un agradable paseo bajo el sol… pero en condiciones de calma. “Es un infierno, el barco no excede los cinco nudos, el mar está como un espejo y la velas no se hinchan. Difícil para los nervios y también para el barco”, escribía esta tarde el suizo Alan Roura, que navega bajo las mismas condiciones a 60 millas del Newrest-Matmut.

Ajustes, zafarrancho…
Detrás de Jean-Pierre Dick, que está previsto salga primero del anticiclón de Santa Helena, Yann Eliès y Jean Le Cam han sudado la gota gorda para escapar de la zona sin viento que les cerró el paso. “Ayer tuvimos un día de perros. Izar, arriar, he sudado, tengo a Yann [Eliès] justo delante pero me acercaré a él en el Ecuador. Voy a optimizar y reajustarlo todo”, comentaba el patrón del Finistére Mer Vent por videoconferencia este mediodía. La intensa y bella lucha sigue entre los dos franceses, que han ganado la Figaro en tres ocasiones cada uno.

Sébastien Destremau en el TechnoFirst – faceOcean ya apunta hacia el este, a 1.100 millas de su competidor más cercano (Pieter Heerema en el No Way Back). Acumulaba una velocidad media de 10 nudos durante las últimas 24 horas, contento de ir recuperando el ritmo en la regata.

MÁS DECLARACIONES
…………………………………………………………

Nandor Fa, Spirit of Hungary:
“Hace un rato estaba a 200 millas de Cabo de Hornos. Como ayer, está nublado y lloviendo. Al estar en el centro de la borrasca hay muchos chubascos. Sopla más viento de lo esperado, alrededor de 27 nudos del norte-noroeste. Tenía la esperanza de doblar Hornos con luz del día, pero preveo que lo haré durante la noche. No soy tan joven pero me siento bien en este momento. Hago ejercicio dentro del barco para mantenerme en forma, no es fácil porque llevo cinco capas de ropa y sin embargo tengo frío. Pero mantengo la moral alta”.

Alan Roura, La Fabrique:
Mensaje desde el barco: “La encalmada es infernal: el barco no pasa de cinco nudos, el mar está como un espejo y las velas no se llegan a hinchar. Es duro para los nervios y también para el barco. No veo otra opción para salir de aquí que esperar y ver. Detrás, el resto de la flota se me acerca de nuevo. No he sido malo haciendo bricolaje, subí al mástil para terminar de fijar bien la bolsa de la mayor (lazzy jacks) y he mejorado la fijación del timón. Ver las velas golpeando, el piloto automático que no puede mantener el rumbo… Llevo así 24 horas y es posible que dure otras 24 más. Mientras escribo estás líneas, estoy ‘fondeado’ a 1,6 nudos de velocidad”.

Conrad Colman, Foresight Natural Energy:
“Es bueno tener siempre a alguien cerca de mí. No he visto a Eric (Bellion). Con mis problemas he perdido una gran cantidad de millas por lo que tengo un nuevo amigo. Creo su barco está en mejores condiciones que el mío, yo ya no tengo todas las velas. Voy a despedirle cuando me pase. Ésta es mi tercer vez por Hornos y cada vez que paso por ahí es un placer. Es un momento intenso pero ésta será especial tras haber superado los problemas técnicos que he sufrido. Voy a ser aún más feliz cuando mi proa apunte hacia el norte y a casa. Ahora me siento mejor, el dolor de las costillas ha bajado y las manos es sólo una cuestión de tiempo. Pasé mucho tiempo colgado del arnés y terminé con las manos en carne viva, era inevitable, los cuchillos resbalaban. Estamos realmente en el fin del mundo. Cuando perdí el estay estaba en el punto Nemo, lejos de cualquier ayuda. Da pequeños escalofríos de emoción, ahí sólo podemos contar con la flota de la regata”.

Fabrice Amedeo, Newrest-Matmut:
“Las condiciones eran fáciles pero la euforia duró poco. Tenemos una barrera anticiclónica delante de nosotros. La zona de exclusión de hielo nos impide descender por lo que debemos cruzar este anticiclón. Pasé varias horas a 1,5 nudos de velocidad, prefiero cuando hay 35 nudos. Es precioso, pero desde el punto de vista de la navegación es el infierno. Arreglé el barco hace dos días. No queda mucho que hacer salvo esperar el viento. Tengo películas y libros pero no hago nada porque yo estoy esperando la más mínima rachita de viento. Hay que mantener la calma”.