VOR 2017-18. Mapfre vuelve a los entrenamientos.


© María Muiña/MAPFRE

Fuente info Mapfre

El MAPFRE navega de nuevo

Tras 15 días de intenso trabajo en el astillero de Volvo Ocean Race en Lisboa, tras la rotura del palo en Galicia el pasado 30 de marzo, el nuevo mástil ya está arbolado y listo para ser probado en todo tipo de condiciones

Lisboa, 15 de abril de 2017

16 días después de desarbolar durante una sesión de pruebas en aguas de la costa gallega, el VO65 MAPFRE vuelve a navegar. Lo ha hecho hoy sábado, día 15, en Lisboa (Portugal), donde se encuentra el astillero de la Volvo Ocean Race y en el que se han llevado a cabo los trabajos de montaje del nuevo mástil y las primeras pruebas de navegación.

Recordemos que el pasado 30 de marzo por la tarde, cuando el MAPFRE se encontraba navegando en modo de pruebas en las proximidades de la isla de Ons (Pontevedra) con 25 nudos (46,3 km/h) de viento y olas de 4 metros de altura, el mástil, el mismo con el que compitió en la pasada edición 2014-15 de la Volvo Ocean Race, rompía por debajo de su primera cruceta. Una vez comprobado que la tripulación no había sufrido ningún daño y tras dos horas de arduo trabajo, el equipo recuperaba el control del barco y las partes rotas del palo y las velas, regresando por sus propios medios a Sanxenxo en Galicia, base del equipo español.

Lisboa, astillero de la Volvo Ocean Race
Dos días después, el 2 de abril, el MAPFRE era trasladado de Sanxenxo a Lisboa y los equipos de tierra tanto del equipo como del astillero de Volvo Ocean Race, iniciaron los trabajos para poder arbolar, 15 días después de la rotura, el nuevo mástil fabricado en Nueva Zelanda. “El palo nuevo, tras siete días de montaje, ya está listo y tiene muy buen aspecto”, ha afirmado Antonio “Talpi” Piris, jefe de tierra del MAPFRE.

En Lisboa, al margen de los trabajos con el nuevo mástil, también se reparaban los daños ocasionados en el casco, la quilla, las orzas y los timones a consecuencia del desarbolamiento. “Se ha trasladado el barco hasta Lisboa para reparar los daños que el palo roto causó al golpear el bulbo y los timones” ha comentado Piris, quien ha matizado que “también se ha revisado a fondo el casco y se han reparado los daños cosméticos, como pequeñas rozaduras en la pintura, que la jarcia rota causó en la banda de estribor”.

El jefe de equipo de tierra del MAPFRE detalló a su vez los otros trabajos realizados estos días: “La orza de deriva de estribor sufrió mucho y se ha desmontado y ha sido sustituida por otra nueva. La botavara tuvo también un golpe que necesitó ser reparado y ya está lista. La vela mayor de repuesto ha sido modificada para adaptarse a la curvatura del nuevo mástil y las nuevas velas están listas para ser comprobadas navegando”.

“En general todo ha ido muy bien”, ha confirmado Piris. “La colaboración entre nuestro equipo y el personal del astillero de Volvo Ocean Race ha dado buenos frutos ya que todo va según los plazos que nos marcamos tras el incidente”.

Tras arborlar el nuevo palo ayer y botar el barco, hoy llegaba el momento de realizar la primera sesión de navegación para comprobar que todo funciona correctamente. Han sido ocho horas navegando en las proximidades de Lisboa y en aguas del río Tajo, tras las que Pablo Arrarte –jefe de guardia del barco español– comentaba que “hoy hemos navegado por primera vez y hemos usado las velas. Estamos muy contentos porque el equipo de tierra y Volvo Ocean Race han hecho un trabajo impecable y muy rápido”.

El regatista cántabro ha querido hablar acerca de dónde ocurrió la rotura y cómo la ha gestionado el equipo en el calendario: “Ha sido una suerte en el momento que pasó, cuando rompimos el palo, porque estábamos cerca de todas estas facilidades y apenas ha afectado a nuestro calendario. Hemos perdido sólo tres días de pruebas offshore que las vamos a recuperar en esta segunda sesión, así que ya estamos de nuevo al cien por cien para preparar la regata lo mejor posible”.

Los próximos pasos a seguir por el equipo español es continuar probando todo el material nuevo antes comenzar el martes, día 18, la segunda sesión de pruebas de navegación offshore. “Nos iremos dos noches por el Atlántico antes de poner rumbo a Sanxenxo, así podremos probar también a la gente y posibles nuevas incorporaciones al equipo”.

VOR. Guillaume Verdier, el diseñador elegido para la próxima edición, habla de todo.


© VOR

Fuente info VOR

12 Abril 2017
“Donde los solitarios bajarían el ritmo, los de la Volvo nunca dejarán de foilear”

Guillaume Verdier tiene en sus manos el diseño del futuro y analiza la gran apuesta: monocasco o multicasco. ¿Quién da más?

La semana pasada anunciamos que el nuevo barco con el que se competirá en la Volvo Ocean Race una vez concluya la edición de 2017-18 será diseñado por Guillaume Verdier. El francés ha sido el cerebro que ha liderado la innovación en el mundo del monocasco, con ejemplos como los IMOCA Open 60 de la Vendée Globe o el Comanche, y en los multicascos como el barco del Team New Zealand para la Copa América.

Verdier y su equipo de diseñadores trabajarán con el asesoramiento de un comité consultivo (Volvo Ocean Race Advisory Board), en el que habrá una amplia representación de regatistas y directores de equipo de la Volvo Ocean Race para aconsejar durante todo el proceso.

Guillaume, cuéntanos un poco sobre el equipo que vas a liderar para diseñar la nueva generación de barcos para la Volvo Ocean Race…

El grupo estará formado por mi equipo habitual de franceses más algunos ‘kiwis’. Somos unos 16 en total y estamos muy acostumbrados a trabajar juntos. El elemento que hace único el modo en que trabajamos es que es muy extraño que estemos todos en el mismo lugar al mismo tiempo. También somos muy intercambiables entren nosotros; somos un grupo de especialistas, pero todos somos más o menos capaces de hacer de todo.

¿Cómo de importante es contar con los consejos de los regatistas de la Volvo Ocean Race en el proceso de diseño?

Es súper importante, de hecho estamos dando entrada a algunos veteranos de la Volvo Ocean Race en el equipo de diseño desde el primer momento por esa razón. Los regatistas nos dan una perspectiva única, ya que te explican todos sus trucos, cómo sobreviven a bordo, y cómo buscan sacarle el máximo partido al barco. Es importante; después de todo, si diseñas un barco para la navegación en solitario, por ejemplo, la manera en que se navega es muy diferente a la de un barco con tripulación. Tienes que basar el diseño de la máquina en la capacidad que tiene regatista para sacarle el máximo.

¿Cómo evalúas la batalla entre velocidad y seguridad? ¿Y en qué medida tomas en cuenta la vida diaria a bordo en el proceso de diseño?

Es importante, por supuesto, y probablemente afecte un poco en la manga del barco. Haremos cambios por razones ergonómicas para asegurar que los regatistas van -bueno, cómodos no- pero al menos sobreviven bien a bordo. Por ejemplo, la bañera estará algo más protegida que en las generaciones previas. Ese poco más de protección permite a los regatistas maximizar el potencial del barco.

Haremos un esfuerzo extra para mantener la seguridad de las tripulaciones, ya que los regatistas de la Volvo Ocean Race tienen la fama de apretar el barco al máximo. Son implacables. En la navegación en solitario hay una tendencia de los regatistas a ser más cuidadosos con el barco, pero en un equipo de la Volvo Ocean Race lo llevan al límite, aprietan más que nunca, lo que le hace ser más propenso a las roturas. Tenemos que considerar el hecho de bajar ligeramente el factor del rendimiento para preservar un cierto nivel de seguridad, lo que es un aspecto clave que hay que tener en mente especialmente cuando navegas por el océano Sur.

Voy a tener que comprobar la seguridad un poco más debido a todo esto. Intentaré convertirlo en un beneficio, probablemente haciendo el barco más rígido, y trataré de transformar los aspectos de seguridad de forma atractiva e interesante. Se trata de ver un ‘problema’ desde otro punto de vista.

La próxima generación de barcos forma parte de una serie de importantes anuncios que se harán el 18 de mayo y que llevarán a la Volvo Ocean Race a la siguiente fase de su historia. ¿Sientes presión o responsabilidad sobre tus hombros?

Siento presión en la medida en la que siempre es un riesgo enorme el hecho de diseñar barcos nuevos. Es un gran desafío diseñar una máquina que es extraordinaria para navegar, pero segura al mismo tiempo. Siempre nos movemos en una línea muy fina y, al final del día, siempre sentimos presión cuando mandamos a alguien al mar para competir alrededor del mundo. Pero es una sensación a la que estoy acostumbrado. En la última Vendée Globe tenía 12 barcos y lo que quieres es ver a todos ellos de vuelta, con lo que sí, en ese sentido hay presión y la sientes.

El mundo de la vela está ansioso por saber si vamos a ver el diseño de un monocasco o un multicasco para la siguiente regata. ¿Cómo está el asunto en estos momentos?

Seguro que hay beneficios en ambos diseños. En Europa tenemos mucha experiencia con multicascos oceánicos y hemos demostrado que son resistentes. Pero siempre hay un riesgo de volcar, y los barcos siempre están en el filo entre la seguridad, la estructura y el rendimiento, por lo que es una gran decisión la que hay que tomar. Pero tengo que decir que, desde un punto de vista técnico y de diseño, un multicasco sería extremadamente interesante. Tenemos la tecnología, pero nunca antes se ha hecho del modo en que deberíamos hacerlo.

¿Crees que el monocasco forma parte de las señas de identidad de la Volvo Ocean Race? En una encuesta reciente, el voto popular fue abrumadoramente para el monocasco…

Yo no lo creo. Creo que actualmente no supone una gran diferencia. Ya sea un casco, dos cascos o tres cascos, este hecho no cambia la identidad de una regata. El objeto de la regata es que un grupo de gente navegue alrededor del planeta y pelee duro durante todo el camino. Hay altibajos, hay periodos extremos y periodos muy lentos sin viento, tanto si se navega en monocasco como en multicasco. El hecho de que sea uno u otro no cambia, para mí, la identidad de la Volvo Ocean Race, creo que todo gira en torno a la gente que compite.

¿Y qué hay de los foils? ¿Piensa incluirlos en el barco de la próxima generación?

Es un desafío porque tienes que explorar la posibilidad de un foil que sea capaz de elevarte por encima del agua, y que sea capaz de navegar con él sobre una larga distancia y durante muchos días y noches. También requiere un barco que sea mucho más fuerte y rígido. Sabemos que es factible, sabemos que tenemos la tecnología, pero es algo que aún no se ha hecho nunca. La clave con el tema de la ayuda del foil en la Volvo Ocean Race es que sabemos que los regatistas en esta regata nunca se reservan, pase lo que pase. Donde los navegantes solitarios bajarían el ritmo, los de la Volvo Ocean Race no lo harán; nunca dejarán de foilear. Son inagotables.

Pero es ilusorio pensar que un barco oceánico puede foilear todo el tiempo. Si apostamos por la ayuda de los foils, necesitamos que sean seguros, y es importante que los regatistas puedan navegar sin foilear cuando sea necesario. Tienes que hacer un barco lo suficientemente bueno como para que incluso en el caso de que rompas un foil, o en caso de que choques contra algo, o pierdas el foil, puedas volver a casa con seguridad. Si recurres al foil, tienes que demostrar que no te va a perjudicar cuando haya malas condiciones. En eso tampoco hay diferencias entre monocasco y multicasco.

Persico Marine ha sido anunciado como el astillero que liderará la construcción de los barcos de la próxima generación. ¿Has trabajado antes con ellos?

Sí, he trabajado con Persico en dos ocasiones. Una de ellas fue con el Team New Zealand, Persico Marine construyó el gemelo del AC72. Esa fue la primera vez que coincidí con ellos. La segunda vez fue un barco que hizo la Vendée Globe llamado No Way Back, que era el gemelo del ganador final, el Banque Populaire. Ese barco fue uno de los mejor construidos que he visto. Aprecio mucho el trabajo de Persico; han construido máquinas preciosas, por lo que no tengo ninguna duda sobre su capacidad.

Volvo Ocean Race, Guillaume Verdier será el diseñador del nuevo barco para la próxima edición.


© Amalia Infante/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

6 abril 2017

Guillaume Verdier diseñará el nuevo monotipo para el futuro de la Volvo Ocean Race

El francés Guillaume Verdier liderará el proyecto del nuevo diseño para la 14ª edición, mientras que Persico Marine liderará la construcción

- El francés Guillaume Verdier liderará el proyecto del nuevo diseño para la 14ªedición, mientras que Persico Marine liderará la construcción

- En las próximas semanas se despejará el interrogante de si el nuevo barco será un monocasco o un multicasco

- El nuevo barco forma parte de una transformación radical de la regata que será presentada el 18 de mayo en Gotemburgo, sede de Volvo

Mientras los equipos ya inscritos se preparan para la salida del próximo 22 de octubre y los anuncios de nuevos equipos van tomando forma para completar la Volvo Ocean Race 2017-18, los responsables de la regata trabajan en paralelo para diseñar el futuro. La 14ª edición de la regata, la siguiente a la que comienza este año, albergará el estreno de un nuevo monotipo diseñado por el francés Guillaume Verdier y construido bajo la dirección del astillero italiano Persico, según ha anunciado este jueves la organización del evento.

Verdier se une así al equipo de diseño de la Volvo Ocean Race y ya está trabajando con la regata en la crucial decisión de si el próximo barco será un monotipo o un multicasco. La decisión final se anunciará el 18 de mayo en Gotemburgo, ciudad sede de Volvo, empresa propietaria y patrocinador principal de la regata.

Verdier ha sido el diseñador que, discretamente, ha estado involucrado en la mayoría de los mejores diseños en los últimos años, desde los multicascos gigantes como el Maxi Edmond de Rothschild del equipo Gitana, que será botado en julio, pasando por los multicascos voladores del Team New Zealand en la actual Copa América, hasta enormes monocascos como el Comanche o los mejores IMOCA 60 foileadores de la Vendée Globe como el Hugo Boss y el Banque Populaire VIII.

El debate monocasco/multicasco es solo una de una serie de importantes decisiones que se tomarán en las próximas semanas y que se anunciarán en un acto el próximo 18 de mayo en Gotemburgo. Esta serie de anuncios va a conformar la transformación más radical de la Volvo Ocean Race desde que nació en 1973 con la denominación de Whitbread Round the World Race.

“Concebida en 2011, la actual flota de barcos se construyó para ser competitiva durante dos ediciones”, dijo Mark Turner, CEO de la Volvo Ocean Race. “Necesitamos dar el salto ahora para tener todas las opciones abiertas en cuanto al tipo de barco y al diseño de los futuros barcos”.

“Estamos encantados de trabajar con alguien con tanto talento como Guillaume Verdier, que será el complemento perfecto para el amplio equipo de diseño de la Volvo Ocean Race, y las aportaciones que vamos a tener de un amplio grupo de regatistas profesionales y socios industriales”.

Sobre la decisión de que sea Persico quien lidere la construcción de los barcos, en lugar del consorcio de astilleros que se empleó para los Volvo Ocean 65, Nick Bice, Chief Technical Development Officer, dijo: “El consorcio hizo un buen trabajo, pero preferimos contratar en esta ocasión a único astillero que seguro que subcontratará a otros astilleros de todos el mundo para conseguir que la construcción se haga a tiempo y acorde al presupuesto. Persico ha sido un socio muy importante en los últimos años y estamos encantados por trabajar con ellos de nuevo”.

La decisión de mantener el concepto de monotipo llega después de la introducción del Volvo Ocean 65 en la Volvo Ocean Race de 2014-15, que dio como resultado la competición más igualada en la historia de la regata.

En la próxima edición, que empezará el 22 de octubre en Alicante, se usarán los mismos Volvo Ocean 65 que han experimentado una remodelación de un millón de euros por barco en las instalaciones del Boatyard en Lisboa. Estos barcos se diseñaron para ser lo suficientemente rápidos y fiables como para aguantar al menos dos vueltas al mundo al máximo nivel en un estado óptimo.

Los siete barcos que formaban la flota en 2014-15 se verán completados por una nueva unidad completamente igual a las anteriores, que ha sido asignada al Team Akzonobel para la edición de 2017-18.

Cuando quedan aún seis meses para la salida, ya se han anunciado cuatro equipos. Los proyectos restantes se anunciarán en los próximos meses.

La regata apostó por Verdier tras invitar a media docena de los mejores diseñadores del mundo a hacer sus aportaciones, incluyendo a Farr Yatch Design, que fue el estudio que inauguró la era del monotipo diseñando el exitoso Volvo Ocean 65.

La misión de Verdier consistirá en liderar el equipo de diseño de la Volvo Ocean Race para construir una nueva flota con los mismos parámetros de igualdad que se han logrado con los barcos actuales, pero mucho más conectados con las grandes evoluciones que se están viendo en el mundo de la vela hoy en día con la tecnología del foiling.

“Entre todos vamos a aportar un amplio abanico de experiencias de campos como la Copa América, los multicascos oceánicos y los proyectos de IMOCA 60”, explicó Verdier.

“Estamos escribiendo una página en blanco y, sea el que sea el barco que diseñemos, sea monocasco o multicasco, aprenderemos mucho en este proceso trabajando juntos”.

Verdier continuó: “Creo que los regatistas lo único que quieren es divertirse, y ahora les atrae un nuevo modo de navegar. Con los Open 60, por ejemplo, hicimos una apuesta muy radical, pero segura al mismo tiempo, que es un aspecto clave para la Volvo Ocean Race”.

Mercello Persico dijo que su empresa está encantada por poder construir la nueva generación de barcos para la Volvo Ocean Race.

“Hemos trabajado codo con codo con la Volvo Ocean Race en los últimos ocho años y nos sentimos parte de la familia”, dijo. “Creo que Persico Marine va a dar un servicio excelente a la Volvo Ocean Race para embarcarse en la siguiente fase de su historia”.

VOR 2017-18. Mapfre se dirige a Lisboa para acelerar el retorno a los entrenamientos.


© Ugo Fonollá/MAPFRE/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

El MAPFRE intentará volver a navegar el 15 de abril

La tripulación, el equipo de tierra del MAPFRE y los responsables de Volvo Ocean Race han analizado durante las últimas 36 horas el porqué de la rotura del palo. Mañana domingo, día 2 de abril, pondrán rumbo a Lisboa para iniciar en el boatyard todas las reparaciones

Sanxenxo, 1 de abril de 2017

Apenas han pasado 36 horas desde que el MAPFRE desarboló en el océano Atlántico y toda la maquinaria para volver a navegar ya se ha puesto en marcha. Volvo Ocean Race y todos los miembros del MAPFRE han aunado esfuerzos para analizar el porqué de la rotura del palo. Asimismo la arboladura del nuevo mástil, que estaba programada para finales del próximo mes de mayo, se ha adelantado más de cinco semanas.

El jefe de guardia del MAPFRE y patrón del barco durante estas últimas jornadas de pruebas, el cántabro Pablo Arrarte, matizó que “necesitábamos la ayuda de Volvo y de sus tres técnicos para revisar todo el material e intentar buscar una respuesta a todo lo que ha pasado”.

Hasta Sanxenxo, base de entrenamientos del equipo español, se han desplazado tres miembros del equipo técnico de Volvo Ocean Race: Nick Bice, director técnico y de desarrollo de la clase Volvo Open 65; Neil Cox, responsable de pintura y trabajos en el boatyard, y Fernando Sales, responsable de mástiles y jarcias, quien afirmaba que “nos hemos llevado un disgusto muy grande porque no lo esperábamos. No hubo un problema tan importante en la anterior edición y esto nos ha dolido”.

Sales explicaba que “hemos adelantado todo el calendario previsto para que el MAPFRE pueda volver a sus sesiones de navegación lo antes posible. Teníamos previsto empezar en breve con los mástiles nuevos y con el del MAPFRE precisamente a finales de mayo, pero en vista de los acontenicientos hemos reorganizado todo nuestro calendario para darle prioridad absoluta”.

Arrarte quiso agrader a Volvo Ocean Race todo el esfuerzo realizado durante estas últimas horas: “Nos lo han puesto muy fácil. El nuevo palo está llegando a Algeciras y en una semana llegará a Lisboa”.

Por otra parte, y con el fin de adelantar el calendario de las reparaciones todo lo posible, el equipo español quiere poner rumbo al boatyard en Lisboa mañana domingo. “Hemos estado viendo el parte meteorológico y posiblemente mañana salgamos hacia a Lisboa a motor”, comenta el jefe de guardia del MAPFRE, que espera unas previsiones meteorológicas muy favorables: “Viene un parte de viento Norte muy suave y eso es bueno para ir a motor.”

El boatyard de Lisboa, centro de reparaciones
“Todas las reparaciones que tengamos que hacer tanto en el casco como en la quilla, las orzas y los timones, las haremos allí”, afirma Arrarte y añade: “Mientras tanto, el palo llegará, lo prepararán y el día 14 de abril esperamos poder ponerlo para echar el barco al agua y finalmente, con un poco de suerte, el día 15 tendremos la primera sesión de navegación para probarlo. Si todo va bien, el día 17 ya empezaremos con la segunda sesión de pruebas con la tripulación”.

VOR 2017-18. Mapfre rompe el mástil durante un entrenamiento en Sanxenxo.

Fuente info Mapfre

El MAPFRE desarbola en una sesión de pruebas

No ha habido daños personales a bordo y ha vuelto por sus propios medios a su base en Sanxenxo. El mástil roto es el utilizado en la anterior Volvo Ocean Race

Sanxenxo, 30 de marzo de 2017

A las 17:15 horas de este jueves, día 30 de marzo, navegando en modo de pruebas a unas siete millas al Suroeste de la isla de Ons (Pontevedra) y bajo unas condiciones de 25 nudos de viento y olas de cuatro metros de altura, el mástil del VO65 MAPFRE se rompía por debajo de su primera cruceta.

“Ha sido un estadillo y a continuación comenzar a caerse por estribor”, describía Pablo Arrarte, jefe de guardia y patrón del MAPFRE en esta jornada de pruebas. “Navegábamos en un través bastante cómodo para el barco, con ola también de través, así que de momento no tenemos una causa de por qué se ha roto. Tendremos que analizar los datos y las piezas dañadas para poder sacar una conclusión”.

La tripulación no ha sufrido ningún daño y, tras comprobar que todos estaban bien y que no había más desperfectos a bordo, comenzaron dos horas de trabajo intenso para recuperar el control del barco y las partes rotas del mástil y de las velas.

El protocolo de emergencias del equipo se activó inmediatamente y por razones de seguridad se dio aviso a Salvamento Marítimo, que se mantuvo a la espera de noticias del barco español. En el momento en el que la tripulación logró recuperar el control del barco se informó a los servicios de emergenia de que ponían rumbo de regreso a Sanxenxo por sus propios medios.

Volvo Ocean Race 2017-18, el catalán Willy Altadill se suma al equipo Mapfre.


© María Muiña/MAPFRE

Fuente info VOR

Willy Altadill, un joven con experiencia para el MAPFRE

Con 24 años, el barcelonés Willy Altadill disputará su segunda Volvo Ocean Race. Es uno de los dos tripulantes menores de 30 años del MAPFRE que exige el reglamento de la vuelta al mundo.

Sanxenxo (Pontevedra), 29 de marzo de 2017

Con 22 años Willy Altadill, nacido en Barcelona e hijo del reconocido vueltamundista catalán Guillermo Altadill, debutaba en la Volvo Ocean Race y lo hacía en el MAPFRE. Ahora, con 24 años, el patrón vasco Xabi Fernández vuelve a confiar en él para formar parte de su tripulación en la edición 2017-18 de la vuelta al mundo a vela que partirá de Alicante el próximo mes de octubre. “Mi labor a bordo será ayudar a los jefes de guardia a que el barco vaya lo más rápido posible; seré uno de los trimmers”, confirma el regatista catalán.

En la pasada edición se incorporaba al equipo española en la cuarta etapa, entre Sanya (China) y Auckland (Nueva Zelanda), y no pudo tener mejor debut que una merecida y trabajada victoria tras más de 6.000 millas de competición entre el mar de China y el Océano Pacífico, de Norte a Sur, hasta llegar a Nueva Zelanda. Willy está ya bajo la disciplina de equipo en Sanxenxo (Pontevedra), donde está instalada la base del MAPFRE.

Sigue leyendo

VOR 2017-18. Dongfeng Race Team suma a Carolijn Brouwer y Marie Riou a su tripulación.


copyright Martin Keruzoré/Volvo Ocean Race
Carolijn Brouwer

copyright Eloi Stichelbaut/Dongfeng Race Team
Marie Riou

Fuente info VOR

16 Marzo 2017
El Dongfeng Race Team anuncia a las dos primeras regatistas para la Volvo Ocean Race 2017-18: Carolijn Brouwer y Marie Riou

El cambio realizado en la normativa de la Volvo Ocean Race para incentivar la presencia de tripulaciones mixtas ya ha empezado a tener sus efectos: el Dongfeng Race Team ha anunciado a Carolijn Brouwer y Marie Riou como tripulantes para la campaña 2017-18

Ambas mujeres se unen a Jérémie Beyou, Stu Bannatyne y Daryl Wislang, que fueron anunciados la semana pasada como miembros de la tripulación para 2017-18.

Brouwer, de 43 años, es una de las deportistas holandesas más respetadas. Veterana de dos ediciones de la Volvo Ocean Race, compitió a bordo del Amer Sports Too en 2001-02 y del Team SCA en 2014-15. También tiene el premio a la mejor regatista del año y ha estado en tres Juegos Olímpicos.

Riou, de 35 años, ha participado dos veces en los Juegos Olímpicos, la última de ellas en Río 2016, y ha ganado cuatro Mundiales de la clase Nacra 17.

Ambas han sido seleccionadas tras seguir un exhaustivo programa de evaluación que incluía tanto navegación costera como oceánica en Australia y Portugal.

Charles Caudrelier, patrón del Dongfeng, se mostraba encantado con la incorporación de ambas regatistas. “Elegí a Carolijn porque nos ganó varias veces en la anterior edición, en la que llevaba la caña del SCA en las regatas In-Port. Todos sabemos que es una gran caña con un excelente pasado olímpico, lo que le ha permitido convertirse en una conductora muy rápida y que sabe dónde colocar el barco”, afirmó.

“Marie es una gran regatista olímpica con mucha experiencia. Al ser de Bretaña conoce bien la vela oceánica. Es fuerte, tiene un gran espíritu y está acostumbrada a navegar con hombres. Para ella la Volvo Ocean Race es un sueño y, como Carolijn, quiere ganar”.

Lejos de huir de la nueva normativa, el Donfgeng ha tenido muy claros los beneficios de contar con mujeres en su tripulación. Con estas reglas, los equipos exclusivamente masculinos están limitados a siete tripulantes, mientras que las tripulaciones mixtas pueden elegir entre varias combinaciones: siete hombres y una o dos mujeres, cinco hombres y cinco mujeres o 11 mujeres.

Carolijn Brouwer reconoce que ganar la Volvo Ocean Race es un objetivo que persigue desde hace muchos años. “Estoy muy orgullosa. Una de las razones por las que quería fichar por Donfgeng Race Team es por su gran espíritu de equipo. La Volvo Ocean Race es algo único. Es un desafío físico y mental definitivo”.

Marie Riou debutará en la regata cumpliendo un sueño largamente perseguido. “Desde que tenía 10 años quería participar en una Volvo Ocean Race. Aunque tengo mucha más experiencia en la navegación costera, siempre he querido hacer vela oceánica, y en este campo la Volvo Ocean Race es el culmen de la competición por equipos”.

El Donfgeng es uno de los tres equipos que ya ha confirmado su participación en la próxima edición de la regata, junto al Akzonobel y el MAPFRE.

La regata saldrá desde Alicante el 22 de octubre y visitará Lisboa, Ciudad del Cabo, Melbourne, Hong Kong, Guangzhou, Auckland, Itajaí, Newport, Cardiff y Gotemburgo, antes del gran final en La Haya a final de junio.

Carolijn Brouwer

Nacida el 25 de julio de 1973
Lugar de nacimiento: Leiden (Holanda).
Volvo Ocean Races previas: 2
Logros: tres participaciones en Juegos Olímpicos y tres títulos mundiales.

Marie Riou

Nacida el 21 de agosto de 1981
Lugar de nacimiento: Plougastel-Daoulas (Francia).
Logros: dos participaciones en Juegos Olímpicos y cuatro títulos mundiales