VOR 2017-18. Team Brunel lidera la flota rumbo a Cardiff.


© Ainhoa Sanchez/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

20 de mayo de 2018

El Team Brunel lidera la etapa 9 tras una espectacular salida de Newport

El equipo holandés encabeza la etapa más decisiva de la Volvo Ocean Race, que es la última que puntúa doble y llevará a la flota hasta Cardiff.

El Team Brunel, patroneado por un veterano Bouwe Bekking, que compite en su octava edición, sigue mostrando una excelente forma al liderar la salida de Newport. El barco holandés sigue recuperando posiciones en los últimos dos meses de regata y está ya instalado en el podio.

La etapa 9 es un cruce transatlántica de 3.300 millas náuticas y la tercera y última etapa de doble puntuación. Los resultados de este etapa serán importantísimos para determinar la general final en esta edición de la regata.

“Sabemos que tenemos que vencer a los barcos rojos”, dijo Bekking antes de la salida, refiriéndose al líder de la general, el MAPFRE español, y al Dongfeng Race Team, que ocupa el segundo lugar.

“Lo idea sería que ganemos la etapa y ellos acaben sexto y séptimo, pero no podemos controlar esa parte. Todo lo que podemos hacer es navegar lo mejor posible y trabajar para obtener un buen resultado”.

El domingo amaneció con una espesa niebla cubriendo el Race Village de Fort Adams y la zona de la salida. En los instantes previo a la carrera, la niebla aparecía y desaparecía constanmente, antes de que finalmente se dispara justo a tiempo para la salida.

Fue un inicio espectacular, con grandes multitudes a lo largo de la costa de Fort Adams y cientos de barcos de espectadores acompañando a la flota alrededor de la bahía de Narragansett.

“Ha sido una escala increíble gracias a todo el apoyo que hemos tenido”, dijo el patrón del Vestas 11th Hour Racing, Charlie Enright, en el último día de la escala de su ciudad natal. “Newport ha mostrado sus verdaderos colores esta semana, ha sido asombroso”.

Pablo Arrarte analizaba la situación para el MAPFRE. “Ahora mismo tenemos tres puntos sobre Dongfeng aunque el punto del tiempo invertido en toda la vuelta está a su favor, así que en realidad son dos puntos. Está ajustada la cosa, quedan muchísimos puntos hasta que acabe la vuelta así que el objetivo es ir poco a poco. Yo creo que tampoco hay que ser muy avariciosos, simplemente quedando delante de ellos ya es una victoria y serán unos cuantos puntos más de ventaja, así que hay que ir poco a poco y hacer nuestra regata”.

El pronóstico para la etapa es complejo, con varios sistemas meteorológicos en liza, así como la Corriente del Golfo. La duración prevista está entre ocho y nueve días.

“Es una etapa muy complicada”, dijo el patrón del Dongfeng Race Team, Charles Caudrelier. “Tenemos una decisión temprana que tomar, que podría ver una división en la flota. Podría ser la decisión clave de la etapa. Y después de eso tenemos fuertes vientos. Vamos a presionar y el peligro es presionar demasiado. Pero no tenemos otra opción, vamos a presionar al 100 por ciento y va a ser muy interesante porque vamos a ir rápido”.

Clasificación general de la Volvo Ocean Race

1- MAPFRE – 53 puntos

2- Dongfeng Race Team – 50 puntos

3- Team Brunel – 42 puntos

4- team AkzoNobel – 36 puntos

5- Vestas 11th Hour Racing – 28 puntos

6- Sun Hung Kai / Scallywag – 27 puntos

7- Turn the Tide on Plastic – 22 puntos

VOR 2017-18. Team Brunel gana la regata costera de Newport.


© Jesus Renedo/Volvo Ocean Race

© Jesus Renedo/Volvo Ocean Race

© Jesus Renedo/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

19 de mayo de 2018

Contundente triunfo del Team Brunel en la Gurney’s Resorts In Port Race Newport

La segunda plaza del MAPFRE le permite conservar el liderato también en la general de las In Port Series, que servirán para desempatar en la general de las etapas

El Team Brunet de Bouwe Bekking logró una convicente victoria en la Gurney’s Resorts In Port Race Newport ganando la salida y estirando la ventaja paulatinamente hasta certificar su triunfo.

“Sabíamos que el comienzo iba a ser crucial”, dijo el caña del Brunel, Peter Burling, después de la regata. “Salimos muy bien y pudimos navegar limpio el resto de la regata y eso hizo nuestra vida bastante fácil”.

El segundo puesto del MAPFRE permitió al líder de las In Port Race Series ampliar aún más su ventaja en la general. Fue otra actuación impresionante del patrón Xabi Fernández y su equipo, que estaban en el quinto lugar al principio de la regata, pero fueron adelantando a varios rivales en la segunda mitad de la prueba. El equipo español llevó como invitada a bordo a la Infanta Elena.

El héroe local Charlie Enright llevó a su Vestas 11th Hour Racing a un buen tercer puesto en el podio, complaciendo a la afición local que salió a pesar de las bajas temperaturas y la lluvia.

El SHK / Scallywag de David Witt acabó en cuarto lugar, por delante del Dongfeng Race Team, que realizó una remontada tardía pero no pudo sobrepasar a los de Hong Kong antes de la línea de meta.

Mientras tanto, el team AkzoNobel fue capaz de superar al Turn the Tide on Plastic en la primera vuelta del recorrido para obtener el sexto lugar.

La etapa 9 de la Volvo Ocean Race comenzará a las 14:00 hora local (1800 UTC) del domingo por la tarde.

Se prevé un inicio rápido con vientos cercanos a 20 nudos. La etapa 9 es un cruce transatlántica de 3.300 millas náuticas hacia Cardiff (Gales), y la última etapa copn doble puntuación de la presente edición de la regata.

General de las In-Port Race Series de la Volvo Ocean Race

1- MAPFRE – 50 puntos

2- Dongfeng Race Team – 42 puntos

3- Team Brunel – 36 puntos

4- team AkzoNobel – 35 puntos

5- Vestas 11th Hour Racing – 23 puntos

6- Sun Hung Kai / Scallywag – 19 puntos

7- Turn the Tide on Plastic – 16 puntos

VOR 2017-18. Nunca den por muerto a Mapfre, remontada histórica y triunfo de la etapa ocho.



copyright Jesus Renedo/Volvo Ocean Race

copyright Jesus Renedo/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

8 de mayo de 2018
El MAPFRE culmina una remontada histórica para llevarse un triunfo épico en Newport

El barco español adelanta a todos sus rivales y gana la octava etapa por solo 61 segundos tras 15 días de navegación para recuperar el liderato en la general

“Es imposible estar más feliz”. Las palabras de Xabi Fernández nada más cruzar la línea de meta de la octava etapa de la Volvo Ocean Race en Newport resumen a la perfección las sensaciones existente a bordo del MAPFRE tras culminar una de las remontadas más espectaculares que se recuerdan en la historia de la regata.

El equipo español, que marchaba sexto hace apenas dos jornadas tras sufrir una avería eléctrica, fue adelantando uno a uno a todos sus rivales a medida que se aproximaba a Newport, culminando la remontada con un último hachazo al Team Brunel cuando quedaba menos de media milla para la llegada.

La ventaja del MAPFRE sobre el barco holandés fue de tan solo 61 segundos después de haber navegado durante más de 15 días para completar la etapa, un dato que ejemplifica perfectamente la enorme igualdad de la flota.

“Poco puedo decir, ha sido increíble. No esperábamos que nuestra progresión fuera para tanto. Tuvimos que pasar una noche muy dura anteayer, apretamos el barco a tope y nos puso en posicion de poder soñar. Hemos pillado uno a uno a todos, casi nos conformábamos con pasar a Dongfeng y al final pasamos incluso al Brunel. No puedo estar mas contento, esto nos ayuda mucho en nuestro opbjetivo”, explicaba un pletórico Xabi Fernández tras el triunfo.

Las flojísimas condiciones de viento que había en la aproximación a Newport comprimieron a los tres primeros clasificados en una milla. En un escenario tan complicado, el MAPFRE dio una auténtica lección a la hora de gestionar una competición tan diferente a la brutalidad oceánica, en la que la misión era leer el más mínimo role de viento. Y, en estas condiciones, Joan Vila, Xabi y compañia exhibieron una genialidad incomparable.

El Team Brunel y el Vestas 11th Hour Racing completaron el podio en perjucio de un Dongfeng Race Team que protagonizó un final de etapa para olvidar y acabó cuarto.

Este resultado permite al MAPFRE recuperar el liderato en la general con tres puntos ventaja sobre el equipo chino y le da un empujón moral impagable para afrontar la crucial novena etapa entre Newport y Cardiff, que puntúa doble.

VOR 2017-18. Remontada épica de Mapfre en el final de la etapa ocho.


copyright Ugo Fonolla/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

7 de mayo de 2018
El MAPFRE pone patas arriba la última jornada de la Etapa 8

El velero español se pone tercero a 200 millas de la meta de Newport y ya tiene la popa del Dongfeng a menos de 10 millas

El MAPFRE ha puesto patas arriba la última jornada de la octava etapa de la Volvo Ocean Race, que finalizará a lo largo del martes en Newport, al aprovechar los vientos flojos en los que navegan los líderes para subirse al tercer puesto en una remontada épica.

Cuando quedan unas 200 millas para la línea de llegada, el velero español tiene por delante únicamente al Team Brunel, que es líder con unas 20 millas de renta, y al Dongfeng Race Team, cuya popa está a menos de 10 millas de la proa del MAPFRE.

El barco patroneado por Xabi Fernández, que ocupaba la sexta plaza hace tan solo dos jornadas, ha adelantado en las últimas 12 horas tanto al Turn the Tide on Plastic como al Vestas 11th Racing, que han sido incapaces de igualar las excelentes prestaciones de los españoles en el último tramo de la regata.

Toda la flota está rodeando en estos momentos un anticiclón tras abandonar un espectacular frente que ha tenido picos de 40 nudos de viento, y que es el que ha permitido al MAPFRE una remontada tan espectacular en un periodo de tiempo tan breve.

En las próximas horas, los siete barcos van a ralentizar de forma contundente su velocidad, ya que el viento ha bajado de intensidad de forma notable y ronda ahora los 6 nudos para el grupo de cabeza.

“Podemos sentir la presión; estamos en una muy buena posición, pero sabemos que los barcos de detrás están viniendo muy rápido. Siempre es estresante, MAPFRE está muy cerca. Tenemos que mantener esta segunda posición o pasar al Brunel”, afirma el patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier.

El tracker de la Volvo Ocean Race permanecerá en modo directo durante todo lo que resta de etapa, por lo que los aficionados pueden seguir de primera mano aquí toda la acción. La última ETA (hora estimada de llegada) prevé la llegada de los líderes durante la madrugada del martes en horario UTC.

VOR 2017-18. Mapfre da pelea en inferioridad de condiciones.


copyright Ugo Fonolla/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

3 de mayo de 2018
El MAPFRE lucha contra sus rivales… y el movimiento de la quilla

La lucha por la octava etapa de la Volvo Ocean Race ya es una competición de velocidad en la que el MAPFRE tiene que manipular la quilla desde el interior del barco

Los barcos de la Volvo Ocean Race navegan con el acelerador pisado al máximo una vez instalados en las rapidísimas condiciones que les facilitan los vientos alisios del hemisferio norte.

En el parte de posiciones de las 1300 UTC, todos los barcos excepto el Sun Hung Kai / Scallywag ya estaban consiguiendo navegar más de 500 millas en 24 horas, una cifra clave que les permite sacar el máximo rendimiento de sus barcos.

El Team Brunel, de bandera holandesa, sigue liderando la etapa, ampliando su diferencia con el Dongfeng Race Team, segundo, a 20 millas, mientras que el Turn the Tide on Plastic, tercero, marcha a 33 millas del primero.

En el MAPFRE, que marcha quinto a más de 60 millas del Brunel, están luchando contra sus rivales y contra las dificultades que tienen para manejar la quilla pivotante tras la avería eléctrica que sufrieron hace unas jornadas.

Xabi Fernández explicaba los detalles de este contratiempo. “Ahora mismo el mayor problema que tenemos sobre la quilla son dos: uno es que la velocidad va lenta en comparación con cuando el motor va funcionando y segundo que no sabemos exactamente dónde está. Cuando ya empiezas a hilar fino y a navegar lo mejor posible es muy importante saber dónde está la quilla en todo momento e ir trimando como si fuera una vela o cualquier otra parte del barco”.

El patrón analiza su impacto en la maniobra. “A parte de todo eso, en cada maniobra por lo menos una persona tiene que estar abajo accionando la quilla manualmente ya que desde cubierta no funciona ningún mando. Es obvio que no ayuda y es muy posible que si la cosa se comprime al final pueda jugar un poco en nuestra contra pero una vez más es lo que tenemos. Creo que después del problema eléctrico que tuvimos no nos podemos quejar de poder navegar el barco al cien por cien”.

Con unas diferencias tan pequeñas, los navegantes saben que no tienen margen de error. “Los ánimos estan muy alyos. Tenemos la sensación de que cuanto más llevamos en esta regata, más sentimos que podemos hacerlo”, dijo el patrón de Dongfeng, Charles Caudrelier. “Sin embargo, la presión también está aumentando”. Lo que está en juego es lo máximo y sabemos que ya no podemos darnos el lujo de cometer errores”.

Con tan poca diferencia entre los equipos en esta etapa de la etapa, las millas se ganan o se pierden por los menores detalles: un ligero ajuste a una vela o una pequeña modificación en el ángulo de navegación se convierten en factores cruciales.

VOR 2017-18. Importante problema de energía a bordo del Mapfre.


© Ugo Fonolla/Volvo Ocean Race

Fuente info VOR

30 de abril de 2018

El MAPFRE tira de pericia para sobreponerse a un apagón eléctrico

La tripulación español aminora el ritmo por una avería que le deja sin control de la quilla pivotante desde cubierta, aunque sigue en la lucha por la etapa

El MAPFRE se ha visto obligado a ralentizar su ritmo temporalmente después de descubrir un problema eléctrico que los dejó sin energía a bordo.

El equipo español navega de nuevo a plena velocidad al haber reemplazado el fusible principal de la batería. La tripulación comandada por Xabi Fernández ha vuelto a dar muestras de su gran pericia marinera, aunque aún tienen una dificultad: el patrón no puede accionar la quilla pivotante desde cubierta y necesita un hombre abajo para moverla.

“El hecho de que tengamos que usar este sistema para la quilla es difícil porque significa que uno de nosotros tiene que estar abajo con el interruptor para administrar la quilla”, explica Ñeti Cuervas-Mons.

“La persona que conduce ya no puede mover la quilla desde la cubierta. Cuando tengamos que virar o trasluchar frecuentemente, o cuando haya muchas maniobras va a ser problemático porque vamos a ser una persona menos en cubierta”, añadía el cántabro. Además, el MAPFRE está haciendo esta octava etapa con un tripulante menos por la lesión de Sophie Ciszek.

Pero desde que realizó la reparación, el equipo español ha estado ganando millas con respecto a los líderes y el MAPFRE ahora está más al norte que Dongfeng, el team AkzoNobel y Scallywag, aunque al este de sus rivales.

Por delante, el Vestas 11th Hour Racing ocupaba la primera plaza en el cuarto y último paso por el ecuador en la presente edición de la Volvo Ocean Race, en un paso por los Doldrums que está siendo relativamente suave.

Tras cumplirse poco más de una semana en la Etapa 8 que va desde Itajaí (Brasil) hasta Newport (EE. UU), la tripulación estadounidense de Charlie Enright cruzó al hemisferio norte a las 10:39:40 UTC seguido de cerca por Team Brunel y Turn the Tide on Plastic.

Es la última vez que los equipos tendrán que cruzar el Ecuador y lidiar con los temidos Doldrums, ya que todas las demás etapas tendrán lugar en el hemisferio norte.

Tradicionalmente cruzar los Doldrums -una zona caracterizada por vientos y tormentas inestables- en el oeste significa un pasaje relativamente sin obstáculos, y en comparación con los cruces anteriores en esta edición, esta experiencia ha sido relativamente benigna.

“Cruzar los Doldrums tan al oeste no suele ser difícil, pero la zona es grande y es posible que haya algunos cambios en el ranking en las próximas 24 horas. Para nosotros, cada parte de posiciones es una fuente de estrés. Puede haber sorpresas desagradables y otras buenas”, dijo el patrón de Dongfeng, Charles Caudrelier.

“Las nubes siguen siendo un gran desafío. A veces traen lluvia, a veces no. A veces traen viento fuerte, a veces nada. Por el momento, hay una gran distancia con los líderes y estamos un poco decepcionados, pero tal vez veamos mejores resultados mañana”, añade.

Desde el tercer puesto, la patrona del Turn the Tide on Plastic Dee Caffari estaba disfrutando la pelea con Vestas 11th Hour Racing y Team Brunel, con los tres equipos separados en el agua por solo seis millas.

“Parecemos que estamos en una batalla entre los tres. La única noticia triste de hoy fue que vimos los primeros sargazos. Veremos si ese es nuestro próximo desafío después de los Doldrums”.

Por detrás, el Scallywag ha caído 67 millas detrás de los primeros e intentaba mantener el ritmo de sus rivales. Sin embargo, con más de 3,000 de las 5,600 millas de la etapa por disputarse, los ánimos se mantienen altos a bordo.

“Quedan muchas millas por recorrer y un margen para que cambie el clima”, dijo Luke Parkinson del Scallywag. “No estamos deprimidos, eso es seguro. Estamos pensando en el final de la etapa en la que navegaremos velozmente por el Caribe.

Actualmente parece que todo se jugará en los últimos tres días. Continuaremos apretando hasta que lleguemos a ese punto, para estar lo más frescos y listos posible y esperar nuestras oportunidades “.